Declaratoria de la independencia

Jueves 23 Agosto , 2018

El 25 de agosto de 1825 los representantes de los pueblos orientales reunidos en Florida declararon “írritos, nulos y disueltos para siempre todos los actos de incorporación, aclamaciones y juramentos arrancados a los pueblos de la Provincia Oriental”, por los que había quedado incorporada al Imperio del Brasil.

 

En el cuadro de Eduardo Amézaga se pueden ver los distintos delegados y el presidente de la Asamblea de la Florida. El artista reconstruyó las fisonomías de los delegados a partir de retratos que hay en el Museo Histórico Nacional, tomados del natural por Amadeo Gras, Cayetano Gallino y Eduardo Carbajal.

 

El cuadro ilustra los principales acontecimientos de la Historia del país, fundado en documentos manuscritos e impresos, pero no había material gráfico.

 

En 1941, durante la presidencia de Alfredo Baldomir, el Ministerio de Instrucción Pública y Previsión Social llamó a concurso exclusivo a artistas nacionales. Debían realizar una tela al óleo que representara la “Sala de Representantes de la Provincia Oriental en la sesión celebrada en la Villa de la Florida, el 25 de agosto de 1825”.

La elaboración de la obra de gran porte a partir del boceto presentado para el concurso demandó más tiempo del estipulado en las bases, desde 1943 a 1947, para que el artista lograra “madurar la idea”.

 

El jurado integrado por personalidades como Juan Pivel Devoto, José Luis Zorrilla de San Martín y Pedro Argul entre otros, declararon desierto el 1er. premio. La obra se le encomendó a Eduardo Amézaga, ganó el 2º premio, bajo el seudónimo “Homero Díaz”.