La Fotosíntesis

Miércoles 11 noviembre , 2015

Para entender la Fotosíntesis, es necesario saber qué organismos la realizan y cómo es su proceso de alimentación.

La realizan los seres vivos autótrofos como las plantas, las algas y ciertas bacterias y cianobacterias que elaboran su propia materia orgánica a partir de sustancias inorgánicas y una fuente de energía que suele ser la luz. Estos seres son llamados foto-sintetizadores.

El resto de los seres vivos son heterótrofos, necesitan incorporar materia orgánica fabricada por otros seres vivos, ya que son incapaces de formarla a partir de sustancias inorgánicas sencillas.

Podemos decir en forma general que la fotosíntesis es el proceso que realizan las plantas, algas y bacterias, para elaborar su alimento. Los árboles y las plantas se valen de la fotosíntesis para alimentarse, crecer y desarrollarse.

Para realizar la fotosíntesis, las plantas necesitan de la clorofila, que es una sustancia de color verde que tienen en las hojas y le da su color. Es la encargada de procesar la luz adecuada para realizar este proceso.

El proceso completo de la alimentación de las plantas consiste básicamente en:

a- Absorción: Las raíces de las plantas crecen hacia donde hay agua. Las raíces absorben el agua y los minerales de la tierra.

b- Circulación: Con el agua y los minerales absorbidos por las raíces hasta las hojas a través del tallo.

c- Fotosíntesis: Se realiza en las hojas, que se orientan hacia la luz. La clorofila de las hojas atrapa la luz del Sol. A partir de la luz del Sol y el dióxido de carbono, se transforma la savia bruta en savia elaborada, que constituye el alimento de la planta. Además la planta produce oxígeno que es expulsado por las hojas.

d- Respiración: Las plantas, al igual que los animales, toman oxígeno y expulsan dióxido de carbono. El proceso se produce sobre todo en las hojas y el los tallos verdes. La respiración la hacen tanto de día como por la noche, en la que, ante la falta de luz, las plantas realizan solamente la función de respiración.

Ahora nos concentramos en el PROCESO DE LA FOTOSÍNTESIS:

Podemos definirla como un proceso mediante el cual los organismos con clorofila (las plantas, algunos protistas y ciertas bacterias) obtienen glucosa y otros nutrientes al capturar la energía solar y transformarla en energía química.

La clorofila  (compuesto orgánico) captura la luz solar, provocando la ruptura de la molécula de agua (H2O) separando el hidrógeno (H) del oxígeno (O). El oxígeno formado se  libera a la atmósfera.

Etapas de la fotosíntesis
La fotosíntesis se realiza en dos etapas: en la primera fase, la serie de reacciones desencadenada depende de la luz (fase lumínica) y en la segunda fase, la serie de reacciones que ocurre es independiente de la luz (fase oscura).

Etapa lumínica
Es una etapa en la que se producen reacciones químicas con la colaboración de la luz solar y la clorofila. La clorofila capta la luz solar y ésta rompe la molécula de agua (H2O), separando el hidrógeno (H) del oxígeno (O).
El oxígeno se libera a la atmósfera y la energía no utilizada es almacenada en moléculas especiales llamadas ATP.

Etapa oscura
Es una etapa que no necesita la presencia de la luz. El hidrógeno resultante de la fase anterior se suma al dióxido de carbono (CO2) generando la producción de compuestos orgánicos, principalmente carbohidratos (glucosa). Este proceso se desencadena gracias a la energía almacenada en moléculas de ATP, durante la etapa anterior. Luego de la formación de glucosa, mediante otras reacciones químicas se forma almidón y varios carbohidratos más.

¿Qué hace la planta con las sustancias elaboradas?
Las sustancias fabricadas por las hojas durante la fotosíntesis (savia elaborada) son conducidas por el tallo hacia todas las células de la planta. Una parte de estos nutrientes es utilizada por el vegetal para crecer. Otra parte es almacenada como almidón en el tallo o en la raíz, reserva que la planta utilizará durante el invierno.
Importante:  El almidón producido durante la fotosíntesis se mezcla con el agua de las hojas y es transportado por el tallo de la planta hasta la raíz, donde se almacena

La vida en el Planeta depende de la fotosíntesis
Mediante la fotosíntesis, los vegetales elaboran sus nutrientes, transformando la materia inorgánica (agua, sales minerales y dióxido de carbono) en materia orgánica (carbohidratos) que luego será consumida por los organismos herbívoros. A su vez, éstos serán el alimento de los carnívoros, por lo cual la materia orgánica producida por las plantas pasará de unos seres vivos a otros mediante las cadenas alimenticias. Pero además, durante la fotosíntesis, las plantas liberan a la atmósfera el oxígeno que todos los seres vivos necesitan para respirar.

Fotosíntesis y respiración
Cuando realizan la fotosíntesis, las plantas absorben dióxido de carbono del medio y producen oxígeno que liberan a la atmósfera.
Al respirar, absorben oxígeno de la atmósfera y desprenden dióxido de carbono a la atmósfera.
Importante:

Durante el día las plantas respiran y realizan la fotosíntesis.

Durante la noche, respiran.

LEER MÁS SOBRE PLANTAS: PARTES Y FUNCIONES