Los alimentos

Martes 10 enero , 2017
_nino-come-pizza

Los alimentarnos nos permite regular las funciones del metabolismo. Sin ellos no tendríamos buena salud, incluso moriríamos. Algunos actúan a nivel psicológico, nos satisfacen, como cuando comemos chocolate, porque nos gusta.

Se clasifican en grupos: glúcidos o hidratos de carbono, prótidos o proteínas, lípidos o grasas, vitaminas y minerales.

Estar bien alimentado y llevar una dieta sana significa comer de forma variada y equilibrada, con todos los nutrientes en cantidades adecuadas.

Los glúcidos o carbohidratos están en casi todos los alimentos, pero especialmente en los de origen vegetal.  Su función principal es brindar energía inmediata.

Los glúcidos se dividen en azúcares rápidos y azúcares lentos. Los azúcares rápidos están en dulces, bombones, pasteles, miel, fruta, entre otros y se asimilan con rapidez. Los azúcares lentos están en el pan, pastas, pero también en legumbres como lentejas; el cuerpo los absorbe más despacio que a los azúcares rápidos.

Los lípidos o grasas aportan energía y ayudan a absorber determinados nutrientes.

Son imprescindibles para funciones como la absorción de algunas vitaminas, -las liposolubles-, y como material aislante. También forman parte de las membranas celulares y membranas que envuelven los nervios.

Están en muchos alimentos, más en la manteca y aceites. Son parte indispensable en nuestra alimentación, aunque no todos son saludables.

Nuestro organismo necesita grasas para crecer y restaurarse. Además las almacena en los tejidos para mantener una temperatura corporal constante y protegerse de la intemperie y contusiones.

Los prótidos o proteínas son indispensables para formar y desarrollar todos los órganos de nuestro cuerpo. Están presentes en la carne de distintos tipos, lácteos, huevos y también en algunas legumbres.

Los prótidos intervienen en muchas funciones: estructurales, en las membranas celulares, -uñas, cabello-, fibras contráctiles, -células musculares-, transportadoras, -hemoglobina de la sangre-, bioquímicas, -enzimas, hormonas y algunas vitaminas-.

Hamburguesas, papas fritas, pizzas, panchos y golosinas contienen exceso de grasas, azúcar o sal y muy pocos nutrientes. Consumidas en abundancia nos darán sobrepeso y acarrearán otros problemas de salud, -colesterol y presión sanguínea alta-.

Seguramente los niños que abusen de estos alimentos, serán adultos enfermos. Más frutas, más verduras y una alimentación equilibrada hacen la diferencia a la hora de sentarnos a la mesa.

Bien dicen que “una manzana al día, aleja al doctor”.

¿Sabías que…

las grasas saturadas incrementan el colesterol en sangre? Eso aumenta el riesgo de sufrir una enfermedad coronaria.

la combustión de glúcidos deja menos residuos en el organismo? Por eso, el cerebro  y el sistema nervioso solo usan glucosa para obtener energía.

piramide