Los humedales del Uruguay

Martes 17 noviembre , 2015

INFORMACIÓN GENERAL

¿QUÉ SON?
Un humedal es una zona de tierras, generalmente planas, en la que la superficie se inunda permanente o intermitentemente, al cubrirse regularmente de agua, el suelo se satura, quedando desprovisto de oxígeno y dando lugar a ecosistemas puramente acuáticos y los terrestres.

En el Uruguay se les conoce comúnmente como “bañados“.

Son ecosistemas muy diversos no solamente por el paisaje sino también por la riqueza y abundancia de las formas de vida que contienen.

Un ecosistema es el conjunto de elementos bióticos (seres vivos) y abióticos (suelo, agua, luz, minerales, topografía, humedad, etc.) de un lugar determinado que están relacionados o interactuando entre sí.

La gran diversidad de seres vivos que existe en ellos se debe a los constantes cambios en los niveles del agua.

Existen en el Uruguay humedales de agua salada y de agua dulce.

En el Uruguay se encuentran distribuidos en diferentes zonas del país. Los más destacados son:
Humedales de agua dulce:

* Los humedales del Este y lagunas costeras. (humedales Ramsar)
* Los esteros de Farrapos. (humedales Ramsar)
* Los humedales de Carrasco.

Humedales de agua salada:

* Los humedales del río Santa Lucía.
El Uruguay, ocupa un lugar de privilegio por la cantidad de superficie de humedales que posee, aproximadamente 4000 km2 .

LA IMPORTANCIA DE LOS HUMEDALES Y EL CAMBIO CLIMÁTICO

El concepto incluye estuarios y deltas, ríos y lagos, marismas, bañados y pantanos, pastizales húmedos y turberas, oasis, zonas costeras de mareas bajas, manglares y arrecifes de coral.
Con la irrupción de los peligros del cambio climático la valoración de los humedales se ha potenciado.
Expertos en el tema afirman la vital importancia que cumplen los humedales dado que reducen significativamente los impactos negativos del calentamiento global en todos los continentes.
La Convención sobre los Humedales (Ramsar), escogió como lema “Cuidar los humedales, una respuesta al cambio climático”.
Es un tratado intergubernamental por el cual los países miembros (159) se comprometen a mantener las características ecológicas de sus humedales de mayor valor.
¿Cómo? Incluyéndolos en la lista de Humedales de Importancia Internacional y luego, planificando un uso racional y sostenible de ellos.
Uruguay posee dos sitios Ramsar que incluyen 425 mil hectáreas de su territorio.
Se trata de Bañados del Este y Franja Costera  y Esteros de Farrapos e Islas del Río Uruguay.
Los efectos más perjudiciales que ya se hacen sentir en la región tienen que ver con el aumento de la frecuencia e intensidad de eventos naturales, como las inundaciones y las sequías.
En ese sentido hay que decir que los bañados y tierras húmedas cumplen numerosas funciones claves:
1) Regulan el flujo hídrico en los ríos, reduciendo inundaciones y amortiguando sequías.
2) Almacenan agua.
3) Recargan las napas freáticas y acuíferos. (*)
4) Purifican el agua, en particular de la presencia de agroquímicos.
5) Son criaderos naturales de peces y lugares insustituibles para la vida de la diversidad biológica local.
6) Constituyen ecosistemas de gran importancia para el desarrollo de las culturas locales. En síntesis, debemos tomar plena conciencia sobre la importancia de la conservación de los humedales y hacer el máximo esfuerzo en esa dirección. Recordemos que son elementos fundamentales para tener éxito en las estrategias nacionales de adaptación al cambio climático.

(*) El manto freático (o napa freática), es el nivel por el que discurre el agua en el subsuelo. En su ciclo, una parte del agua se filtra y alimenta al manto freático, también llamado acuífero. El acuífero puede ser confinado cuando los materiales que conforman el suelo son impermeables, generando tanto un piso y un techo que mantiene al líquido en los mismos niveles subterráneos. No obstante, el acuífero también puede ser libre cuando los materiales que lo envuelven son permeables, con lo que el agua no tiene ni piso ni techo y puede aflorar sobre la superficie. Los mantos freáticos se encuentran en todo el mundo, con la diferencia de que en algunas localizaciones está presente a una profundidad notable, mientras que en otras está cercano a la superficie (o sobre ella).Resumiendo: el acuífero constituye toda la cuenca subterránea de agua, mientras que el manto freático es el límite y nivel al cual se encuentra el agua bajo la superficie.