Sistema Nervioso

Jueves 29 septiembre , 2016

Lo forman un conjunto de órganos compuestos por tejidos y células muy similares entre sí. Por eso se lo llama “sistema” y no “aparato”. Es uno de los más complejos.

Su trabajo es coordinar una correcta armonía del funcionamiento de nuestro organismo.

Un gran trabajo

Es fundamental para nuestra vida, nos relaciona con el exterior. Por medio de los órganos  receptores, ojos, nariz, lengua, oído y piel, recibimos estímulos externos y nos enteramos qué pasa alrededor nuestro.

Y como si esto fuera poco, es el encargado de controlar todas las funciones del organismo, latidos del corazón, respiración e inclusive el proceso digestivo. El sistema nervioso verifica si tenemos hambre o sed, qué posición adopta nuestro cuerpo o si estamos de pie, sentados o acostados.

Guarda nuestros recuerdos y registra los sentimientos de alegría o tristeza.

El médico especialista en este sistema es el Neurólogo.

Su composición

Lo forman el sistema nervioso central y el periférico. El central, está integrado por el encéfalo y médula espinal, mientras que al periférico lo constituyen una gran cantidad de nervios. Al encéfalo lo componen el cerebro, cerebelo y bulbo raquídeo. El cerebro controla los actos voluntarios y el habla. En él residen la memoria y los sentimientos.

El cerebelo se ocupa de coordinar movimientos y equilibrio. Y el bulbo raquídeo tiene como tarea controlar los órganos de nuestro cuerpo, como el corazón.

LA MÉDULA ESPINAL, PROTEGIDA POR LA COLUMNA VERTEBRAL, RECIBE DATOS DEL SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO Y LE DA ÓRDENES. ELLA PERMITE LOS REFLEJOS, REACCIONES MUY RÁPIDAS COMO CUANDO QUITAMOS NUESTRA MANO DE ALGO QUE ESTÁ MUY CALIENTE, PORQUE NOS QUEMAMOS.

 

La médula espinal

Es una masa cilíndrica de tejido nervioso alojado en el canal de la columna vertebral. Está rodeada de vértebras y encerrada por una cubierta meníngea, la duramadre. Su forma es  cilíndrica y su aspecto es blanquecino, por sus fibras nerviosas mielinizadas, superficialmente. Está en el conducto raquídeo.

En el varón adulto mide, aproximadamente  45 cm de longitud y 43 cm en la mujer.

Los nervios salen en número par de la médula a lo largo de toda su longitud y por cada segmento medular. La médula presenta dos engrosamientos, el cervical y el lumbar. El engrosamiento cervical origina los nervios que van a los miembros superiores, el engrosamiento lumbar a los nervios de los inferiores.

Las neuronas

Son células nerviosas con forma de estrella, cuentan con ramificaciones llamadas dentritas.

Se comunican, unas con otras, por impulsos eléctricos gracias a los axones. Los nervios son haces de neuronas. Las neuronas “le dicen” a nuestro cuerpo cuándo moverse, respirar, dormir y cuándo debe latir el corazón. Todas se coordinan por un método de comunicación altamente efectivo. Dicho modo se basa en mensajeros químicos, los neurotransmisores. Ellos son responsables de una comunicación rápida y precisa entre las neuronas, como cuando nos facilita correr ante una amenaza, o sentir felicidad o calor. Si los neurotransmisores tienen un funcionamiento defectuoso puede ocasionar otras enfermedades, desde depresión, pérdida de memoria, hasta Alzheimer.

Nuestros movimientos

Existen dos tipos: los voluntarios e involuntarios. Para realizar movimientos voluntarios el cerebro envía un impulso eléctrico a un músculo, este obedece y se mueve según lo ordenado.

En los movimientos involuntarios interviene el cerebelo o el bulbo raquídeo. Ellos mandan impulsos eléctricos y estos funcionan, disciplinadamente. Ejecutamos también otros movimientos, los reflejos. Por ellos nos movemos cuando los músculos reciben órdenes de la médula espinal.

El Encéfalo

Es la parte superior y de mayor masa del sistema Nervioso. Ejerce un dominio mucho mayor sobre el resto de este sistema. Se divide en tres partes principales: el cerebro, el cerebelo y el bulbo raquídeo. El cerebro se divide en dos partes, bastante simétricas, los hemisferios, izquierdo y derecho. Cada hemisferio puede dividirse, a su vez en: occipital, allí está la corteza visual ligada a la vista, parietal, muy importante en el proceso de información sensorial, temporal, relacionado con la memoria y el frontal, gobierna impulsos, juicio, lenguaje, memoria funcional de corto plazo, funciones motoras, socialización y espontaneidad.

HAY DOS TIPOS DE NERVIOS, SENSITIVOS Y MOTORES. LOS SENSITIVOS HACEN LLEGAR LOS ESTÍMULOS AL SNC. LOS NERVIOS MOTORES  CONDUCEN LA RESPUESTA DEL SNC A LOS ÓRGANOS EFECTORES.

El cerebro

El SNC (Sistema Nervioso Central) y en particular el cerebro, son una verdadera “central de inteligencia”. Por él  aprendemos, recordamos, razonamos, creamos, imaginamos, y disfrutamos nuestros sentimientos. Es el órgano con mayor peso del SNC, ocupa casi toda la cavidad craneana y es un órgano clave.

El tejido llamado “materia gris” presente en el cerebro y en la médula espinal está compuesto por cuerpos celulares. A la “materia blanca” o sustancia alba la forman fibras nerviosas.

Cerebelo

Es, después del cerebro, la porción más grande del encéfalo. Ocupa la fosa craneal posterior y se localiza debajo de los lóbulos occipitales del cerebro, lo separa una estructura denominada “tienda del cerebelo”. Desempeña un papel regulador en la coordinación de la actividad muscular, mantiene el tono muscular y el equilibrio.

El cerebelo, constantemente, precisa estar informado de lo que debe hacer para coordinar la tarea muscular de manera satisfactoria. Para ello recibe información procedente de diferentes partes del organismo.

El bulbo raquídeo

Es la porción posterior del encéfalo, una continuidad de la médula. Es también llamado médula oblongada. Transmite impulsos de la médula espinal al cerebro. Si se lesiona causa la muerte inmediata por paro cardíaco o respiratorio. Entre sus funciones se destacan inspeccionar los latidos del corazón, regular el movimiento respiratorio, la secreción de jugos digestivos, la tos, vómito, estornudos, entre otras funciones.

Esquema del SNC

snc

 

¡ESTE VIDEO TE AYUDARÁ MUCHO!