Zonas de insolación

Domingo 27 noviembre , 2016

Se producen como consecuencia de la mayor o menor incidencia de los rayos solares sobre determinadas zonas de la superficie terrestre. Esta diferencia en la insolación se debe a la forma casi esférica de la Tierra (forma Geoide) y a la inclinación del eje terrestre.

De acuerdo a las diferencias en la distribución del calor solar en la Tierra, se distinguen las diferentes zonas térmicas o de insolación, comprendidas entre las líneas imaginarias de nuestro planeta: una zona cálida o tropical, dos zonas templadas y dos zonas frías. Esta diferencia en la temperatura determina la existencia de diferentes climas: tropicales, templados y polares. Y adaptados a ellos, se desarrollan distintos tipos de vegetación.

Zonas frías: Se extienden desde el Círculo Polar Ártico hasta el Polo Norte (en el Hemisferio Norte) y desde el Círculo Polar Antártico hasta el Polo Sur (en el Hemisferio Sur). Poseen climas muy rigurosos con inviernos largos, muy fríos, con precipitaciones de nieve, y veranos cortos y templados.

Zonas templadas: Se encuentran entre el Trópico de Cáncer y el Círculo Polar Ártico (en el hemisferio Norte) y entre el Trópico de Capricornio y el Círculo Polar Antártico (en el hemisferio Sur). Como los rayos solares llegan con mayor inclinación, la cantidad de luz y calor es menor que en la zona cálida. Tienen temperaturas moderadas, cuatro estaciones bien diferenciadas y las horas de luz pesentan diferencias de acuerdo al momento del año.

Zona cálida: Está limitada por los Trópicos de Cáncer y de Capricornio. Es la zona que recibe mayor insolación a lo largo del año. La temperatura, la humedad y las precipitaciones son siempre elevadas. Los días duran casi lo mismo que las noches.

 

La incidencia de los rayos solares, como vimos, determina la existencia de  diferentes paisajes o Biomas

Los  biomas son grandes ecosistemas formadas por comunidades de seres vivos: microorganismos, plantas y animales que ocupan un entorno físico formado por el suelo, el aire y el agua,  y están adaptados a vivir bajo determinadas condiciones atmosféricas.
De acuerdo al tipo de vegetación dominante se diferencian cuatro grandes paisajes bioclimáticos terrestres: los pastizales, los bosques, el desierto y el tundra.

MÁS INFORMACIÓN:

PASTIZALES (Pradera, Sabana y Estepa)

BOSQUES

DESIERTOS

TUNDRAS

En Uruguay se desarrolla predominantemente el Bioma Pradera.  Pero también podemos encontrar montes, palmares, vegetación de bañados y arenales.