Perros y gatos

Jueves 4 Octubre , 2018

 

¡Como perro y gato!, dicen a los que se pelean seguido. Sin embargo, las mejores amistades nacen entre perros y gatos.

¿Sabías que, solo debes tener en cuenta algunos detalles? Y poner dedicación y paciencia.

Distinta especie

Son diferentes, uno es can y el otro es felino. Por eso, no se los trata igual. Ellos conocen sus diferencias y necesitarán un tiempo para adaptarse y aceptarse, uno al otro.

Si perro y gato son jóvenes la convivencia es más fácil, su carácter no es duro y tienen costumbres menos arraigadas. El que ya está en la casa casi siempre rechaza al “recién llegado”, sin importar su especie.

Respeta la “antigüedad” del que ya vive ahí y muestra que el recién llegado es un nuevo amigo de juegos.

Hasta que perro y gato se acostumbren, delimita áreas para comer o dormir. Si todo va bien compartirán todo, juguetes, “cucha” y comida.

¿Sabías que, la amistad incondicional entre canes y felinos es posible? Si son de diferente sexo mejor, no lucharán por el territorio.

El cariño debe ser justo para ambos. Los celos complican una pacífica convivencia, hay que evitarlos.

¿Sabías que, debes jugar con cada uno por igual? Te asombrarás cómo el gato aprende del perro y viceversa. Esto no tiene que ser un fracaso, necesitas paciencia y lo harás bien.