Eclipse y coincidencia

Martes 21 Agosto , 2018

Los eclipses suceden cuando un planeta o Luna impide que la luz del Sol caiga libre. En la Tierra ocurren dos tipos de estos fenómenos astronómicos, eclipse de Sol y de Luna.

EL 27 de julio vivimos un eclipse lunar total y, según afirman en la NASA, no habrá otro igual en todo el siglo XXI. Para que se produzca un eclipse de Luna debe haber una alineación casi perfecta de Sol, Tierra y Luna.

¿Sabías que, este eclipse fue muy largo? Se pudo observar cómo la Luna “se escondía” casi toda y por más de 3 horas estuvo en su “apogeo”, -punto de su órbita más distante de la Tierra-.

“En un eclipse lunar la Tierra <se cruza> en el camino de la luz solar que ilumina a nuestro satélite natural. Por eso, en esa noche la Luna llena palidece a medida que la sombra de la Tierra la cubre”, explicó la NASA.

El eclipse pasado se combinó con lo que llaman “luna de sangre o roja”. Aparece de un color rojizo porque la atmósfera de la Tierra se empapa de los otros tonos mientras duplica algo de la luz solar que da hacia la Luna.

¿Sabías que, los atardeceres son rojos y anaranjados porque la luz solar se dobla al cruzar la atmósfera? En la Luna roja es por el efecto visual cuando la luz del Sol filtrada en la atmósfera proyecta esos tonos sobre la Luna.

¿Son frecuentes?

Si bien la Luna da vueltas y rodea a la Tierra todos los meses, no siempre interfiere en la sombra del Planeta. El recorrido lunar a su alrededor está inclinado si comparamos con la órbita de la Tierra alrededor del Sol.

¿Sabías que, por eso no hay eclipses lunares todos los meses? A diferencia de los de Sol, los de Luna los podemos ver a ojo descubierto. Solo debemos estar en el lugar de la Tierra donde suceda. Con prismáticos, lentes y telescopios lo disfrutas más.

El eclipse se vio en toda España y algunas zonas de Europa. Se observó en África, Medio Oriente, Asia central y Australia. En Sudamérica también, la sombra de la Tierra oscureció la Luna, pero no bloqueó toda la luz.

En Centro y Norteamérica no pudieron verlo. Aquí y en la región, se vio parcialmente. Pero si quieres verlo, puedes entrar al sitio web de la NASA que tiene espectaculares imágenes.

Coincidencia

Marte estuvo a solo 57,6 millones de Km de la Tierra. El eclipse tiñó de rojo a la Luna y Marte, que estuvo casi en su punto más cercano a nuestro planeta, brilló mucho.

“Fue una coincidencia de fenómenos poco usual e interesante. La Luna se tiñó de rojo- cobrizo y Marte acompañó y brilló con un leve anaranjado”, explicó un astrónomo.