Aparato excretor

Jueves 4 Octubre , 2018

Es un grupo de órganos que eliminan del organismo todas las sustancias tóxicas que nos pueden dañar. Lo forman el aparato urinario, intestino grueso o colon, hígado, glándulas sudoríparas y pulmones. 

En nuestras células hay sustancias que perjudican la salud, son desechos y se deben descartar. Si nuestro organismo las acumulara nos haría daño. Por eso el aparato excretor las saca.

Aparato urinario

Lo forman los riñones, vías urinarias y vejiga. Los riñones trabajan sin cesar, evitan que sustancias de desecho se acumulen en el cuerpo. Para limpiarlo, filtran continuamente la sangre y extraen sustancias tóxicas.

¿Sabías que, los riñones tienen forma de poroto? Son de color café, están a ambos lados del cuerpo debajo de la cintura. Producen orina y limpian la sangre que les llega.

La orina pasa de los riñones a los uréteres y llega a la vejiga, saco membranoso ubicado en la parte superior de la pelvis. Allí se almacena hasta que se llena y la uretra la expulsa.

¿Sabías que, micción es evacuar la orina que la vejiga almacenó? Sale por la uretra, en la micción se encogen los músculos abdominales.

Orina

Es un líquido amarillo claro, contiene agua, sales minerales y sustancias tóxicas para el organismo, como urea y ácido úrico. En la micción intervienen factores personales: hábitos, estado psíquico -alegría o tensión- y consumo mayor o menor de líquidos.

Por la arteria renal la sangre sucia y con tóxicos llega y entra a los riñones. Allí recorre una larga red de pequeños vasos capilares que funcionan como filtros. Atrapan desperdicios, los retienen en el riñón y se forma la orina para eliminar.  

¿Sabías que, la sangre sale del riñón por la vena renal? Va sin urea y sin ácido úrico, pero, aún tiene dióxido de carbono. Pasa a la vena cava y sin impurezas sigue limpia hacia el corazón.

El hígado también participa en la “limpieza”.  Sus células cumplen sistemas químicos complejos, facilitan la función del organismo, sintetiza proteínas y modifica las grasas en carbohidratos.

Intestino grueso o colon

Es la última parte del aparato digestivo, es órgano excretor. Toma del intestino delgado el alimento digerido, –quimo-, y termina la absorción, lo convierte en heces para ser excretadas.

¿Sabías que, cuando las heces no se defecan, se vuelven duras y causan estreñimiento? Eso perjudica la salud, por eso se deben consumir alimentos con fibra, frutas, verduras y beber suficientes líquidos.

 Pulmones

Como protagonistas del aparato respiratorio, conectan la sangre con el oxígeno que aspiramos por la nariz y la llevan a los tejidos.

¿Sabías que, al dióxido de carbono producido lo descarta la sangre en los pulmones? Luego, sale por las fosas nasales o la boca.

Piel

Así como nos envuelve, también elimina desechos del cuerpo y no deja de funcionar, nunca.  Al transpirar la piel desprende sustancias tóxicas, a eso lo llamamos sudor.

El sudor es un líquido claro y salado, compuesto por agua y sales minerales. Lo segregan las glándulas sudoríparas que están bajo toda la piel, pero, en especial en la frente, axilas, palma de las manos y planta de los pies.

¿Sabías que, la cantidad de sudor no es siempre igual? Lo regula el sistema nervioso. El sudor sale por unos pequeños orificios de la piel, -poros-, en un día podemos segregar ½ litro.

Excretar y regular

La excreción elimina productos de desecho. Sin embargo, esa es solo una de sus funciones. La excreción, además, regula al medio interno, marca cuánta agua y sales hay en el organismo en cada momento y expulsa el exceso para mantener constante la composición química y el volumen del medio interno.

¿Sabías que, esto se llama homeostasis? Así los organismos vivos se aseguran que sobrevivirán ante variaciones del ambiente.

Si consumimos alimentos saludables, líquido para que los riñones trabajen bien, practicamos deportes para que la piel transpire y mantenemos buena higiene corporal, atendemos el buen funcionamiento del aparato excretor y estaremos sanos.