Visita a su “papá” adoptivo cada año en agradecimiento.

Martes 15 marzo , 2016

El Pingüino Dim Dim recorre ocho mil kilómetros para poder estar con quien lo cuidó y alimentó durante meses cuando estuvo enfermo.

Así lo llamó Pereira, un albañil y pescador brasileño jubilado, quien lo rescató de unas rocas de Río de Janeiro, cubierta de petróleo y en mal estado de salud, en el año 2011.

Durante semanas el hombre se dedicó a cuidar y alimentar a “Dim Dim”, dándole una dieta que le devolviera las fuerzas. Y una vez repuesto, Pereira lo devolvió al mar para que regresara a las costas del sur de Chile y Argentina, donde la especie de “Dim Dim” (Magallanes o Patagónico) suele vivir una temporada para alimentarse.

Y para sorpresa de todos y más aún de Pereira, el ave regresó a la playa en la que lo salvó de morir, y así lo ha hecho desde entonces, pasando una temporada de 8 meses con quien se considera su “padre adoptivo”
“Lo quiero como si fuera mi hijo y creo que él también me quiere”, comentó Pereira, agregando que “Dim Dim” no permite que nadie más que él lo toque. “Se acuesta en mi regazo, me deja lavarlo, darle sardinas…”, comentó.

“Él llega en Junio y se va en febrero, y cada año es más cariñoso, porque parece más feliz de verme”, relató el brasileño.