La Liga Federal

Lunes 12 septiembre , 2016

El ideario artiguista pretendió defender la soberanía de las provincias del Río de la Plata en  contra del centralismo porteño. El año 1815 fue fundamental para la revolución en esta región.

Las provincias del litoral se declararon a favor del artiguismo y se unieron en una Liga Federal con José Artigas como Protector de los Pueblos Libres.

Esta unión no fue duradera debido a que los intereses de cada uno de los participantes provocaron la ruptura. Además, Buenos Aires no estaba dispuesta a perder sus dominios y así ver disminuido su poder.

Una Liga Federal

La idea de una unión entre las provincias del Río de la Plata se encuentra plasmada en el ideario artiguista desde el año 1813 en las Instrucciones, otorgadas a los representantes orientales en la asamblea reunida en Buenos Aires.

Influido por la independencia de los Estados unidos, Artigas quería establecer una federación entre los territorios del antiguo virreinato en donde cada una de las provincias tuviera su propia autonomía. Esta idea era muy diferente a la que se defendía desde el gobierno porteño, que pretendía continuar con el centralismo.

Una Liga Federal

La idea de una unión entre las provincias del Río de la Plata se encuentra plasmada en el ideario artiguista desde el año 1813 en las Instrucciones, otorgadas a los representantes orientales en la asamblea reunida en Buenos Aires.

Influido por la independencia de los Estados unidos, Artigas quería establecer una federación entre los territorios del antiguo virreinato en donde cada una de las provincias tuviera su propia autonomía. Esta idea era muy diferente a la que se defendía desde el gobierno porteño, que pretendía continuar con el centralismo.

1815

El año 1815 es fundamental para la revolución en la región. El artiguismo alcanzó sus objetivos fundamentales y logró expandirse por varias provincias. En Buenos Aires cayó el directorio que tenía como principal figura a Alvear, reconocido enemigo de artigas. Las fuerzas bonaerenses, convocadas para reprimir al Jefe de los Orientales, se sublevaron contra el gobierno porteño y lo derrocaron.

Las provincias del Litoral

Desde el año 1810 la revolución se había instalado en la región del Plata. Con el transcurso de los acontecimientos las provincias quedaron bajo el control de los gobiernos que se sucedieron en Buenos Aires. En el litoral pensaron que esto no era lo más beneficioso para sus intereses por lo que se unieron a la propuesta de los Orientales.

 La Liga Federal

En el año 1815 se formó una liga federal, siendo el Jefe de los Orientales la máxima autoridad, elegido como el Protector de los Pueblos Libres. Las provincias que se adhirieron fueron Entre Ríos, Misiones, Corrientes, Santa Fe, Córdoba y la Provincia Oriental. Esta unión dejaba desprotegida a Buenos Aires, debido a que la mayoría de sus ingresos provenían del abastecimiento con el interior.

Alejarse de Buenos Aires

Las diferentes formas de explicar la revolución hicieron que algunas de las provincias se alejaran del centralismo porteño y se acercaran al pensamiento artiguista que defendía la soberanía de los pueblos. Los gobiernos provinciales echaron de sus territorios a las tropas bonaerenses enviadas para imponer sus órdenes. Las medidas tomadas desde buenos aires no favorecían el crecimiento del interior y la antigua capital se quedaba con las ganancias de lo que otros producían y comerciaban a través de su puerto. Es así que las provincias del litoral realizaron congresos locales donde decidieron unirse a los orientales. La propuesta artiguista les sacaba atributos a los  porteños y les devolvía la autonomía a los diferentes territorios.

 

El Congreso de Oriente

La insistencia de Buenos Aires motivó a que Artigas convocara la formación de un congreso entre las provincias de la liga. Éste se conoció como el congreso de oriente o el congreso del Arroyo de la China. La primera sesión se realizó a finales de junio de 1815 y se resolvió entablar las negociaciones con el gobierno porteño. Sin embargo, Buenos Aires reconocía la unión federal marcando como límite entre sus dominios el río Paraná, dejando afuera de la liga a Santa Fe y Córdoba.

Buenos aires en contra

La ciudad porteña no aceptó fácilmente la pérdida de dominio sobre los territorios más ricos de la región, en especial Córdoba y Santa Fe. Además la figura de Artigas estaba creciendo demasiado y se hacía cada vez más peligrosa para los intereses porteños.

Las negociaciones con el protector de los pueblos libres no obtuvieron los objetivos buscados por lo que los porteños decidieron reimponerse por la fuerza.

En 1816 la liga federal había perdido gran parte del territorio que un año antes la había conformado.

 El fin del protectorado

Además de verse amenazado por los porteños, el artiguismo debió hacer frente a la invasión portuguesa que comenzó en 1816 sobre la provincia oriental. Por su parte Buenos Aires organizó su propio congreso en Tucumán, que declaró la independencia del territorio. A partir de ese momento, los Orientales debieron luchar contra dos frentes lo que provocó su ruptura y posterior derrota.

Los partidarios de la Liga Federal se enfrentaron a Buenos Aires para defender su autonomía.