Parados o sentados

Miércoles 24 Octubre , 2018

En el sentido físico, la postura se asocia a la relación que hay entre extremidades y tronco y a las posiciones de las articulaciones. Postura corporal es la posición que el cuerpo humano adopta, en distintas situaciones.

Una buena postura corporal beneficia salud y estética. Si nos paramos con la espalda erguida lucimos más altos y elegantes. Y si adoptamos esa postura en el día a día evitaremos problemas musculares y de columna, más adelante.

¿Sabías que, si andamos erguidos oxigenamos mejor nuestros órganos? También nos veremos más esbeltos. 

Postura

Es cómo una persona se mantiene cuando está de pie, sentada o acostada. Se balancean los músculos con la columna vertebral firme.

Si adoptas siempre una buena postura notarás cuando no estás bien parado o sentado y entonces, la corriges. Sentarse, pararse y caminar correctamente, combina un buen control muscular, fuerza y autoconfianza.

¿Sabías que, si adoptas buena postura caminas y te sientas con tu espalda recta, tus hombros estarán hacia atrás y tu cabeza en alto?

En la computadora

Tanto adultos como niños hoy sufren dolores crónicos en manos, cuello y hombros. Otros consultan por lesiones repetidas en el nervio de la muñeca, el que da sensibilidad y movimiento a la mano.

Muchas de estas molestias se pueden prevenir y eliminar. Solo con observar qué postura adoptamos, cómo cargamos las mochilas y si graduamos bien el tiempo que pasamos sentados frente a una computadora o un celular, nos beneficiamos.

Otras causas

La mala postura también puede causarla el incorrecto crecimiento de los huesos. La buena postura asegura una baja presión en músculos y ligamentos, previene fatiga muscular y disminuye dolores de espalda.

¿Sabías que, si te paras o te sientas bien reduces el desgaste de ligamentos y uniones musculares? Una mala postura, -inclinado hacia adelante o demasiado derecho-, dificulta respirar, trae molestias digestivas, lumbalgias, -dolor a la altura de la cintura-, y deformaciones de la columna.

 Tu mochila

No debe pesar más del 10% de tu peso corporal. No debe colgar más de 10 cm por debajo de tu cintura, o sea, las correas deben estar ajustadas en su debida medida.

Aunque esté de moda llevar la mochila en un solo hombro, no lo hagas. Podrás prevenir dolores de cuello y espalda.

Para corregir malas posturas

  • Si al estar frente a tu compu tus hombros caen hacia adelante, busca un escritorio y una silla de tu tamaño, así mejorarás
  • Coloca tu espalda contra el respaldo de la silla y busca una almohada como apoyo extra, si la necesitas
  • Si usas silla para adultos, busca algo para apoyar tus pies
  • No debes sentarte frente a un videojuego o computadora por más de 20 minutos. Luego, camina un rato o anda en bici para cambiar de posición y aliviar las vértebras.
  • Si notas que estás inclinado hacia adelante o cabizbajo, tus hombros y músculos dorsales superiores se debilitarán por falta de uso. Con esta musculatura débil si levantas algo más pesado que lo habitual, causarás tensión o lesiones en tu espalda.