SALudables

Miércoles 24 Octubre , 2018

¿En cuántos hogares uruguayos no hay salero en la mesa? O, por lo menos, ¿en cuántas casas cocinan sin sal? En el mundo se declaró una lucha para que la sal de mesa no esté en nuestra dieta.

¿Sabías que, prevenir enfermedades es importante? Bajar el consumo de sal lo recomienda nuestro Ministerio de Salud y la OMS. Nuevos estudios advierten sobre los riesgos de su consumo excesivo y diario. Desde el 15 de este mes los restaurantes ofrecen parte de su menú sin sal.

El decreto que lo respalda fue aprobado por la Junta Departamental de Montevideo, el 26 de abril de 2018.

En el mundo

La sal se consideró fundamental para condimentar alimentos. Se los salaba para conservarlos por más tiempo, -como el charque, carne deshidratada, salada y expuesta al sol-, o en su preparación.

Antiguamente, en donde no la conseguían, la sal se usó como moneda de pago. ¿Recuerdas que de “sal” deriva la palabra “salario”?

¿Qué es la sal?

Es un compuesto usado en alimentación, realza sabores, estimula el apetito y conserva provisiones. En pequeñas cantidades mantiene el equilibrio de procesos químicos en el organismo, pero en exceso nos puede enfermar.

La “sal” es cloruro de sodio. Hoy, le añaden elementos como yodo o flúor que ayudan a prevenir algunas enfermedades.

¿Sabías que, muchas comidas pueden quedar más ricas si en lugar de agregarles sal usas unas gotas de limón o su ralladura?

Al saber más

Conocer más sobre el tema llevó a un progresivo cambio de hábitos alimenticios. Consumir sal en exceso es un riesgo presente y futuro, tanto en adultos como en niños.

Prevenir la hipertensión arterial en adultos y niños y la obesidad en ambos, es clave para que las autoridades de la Salud, del mundo, tomen medidas.

 ¿Sabías que, en las últimas décadas estudios clínicos demostraron que el riesgo de hipertensión arterial ligado al consumo abusivo de sal comienza desde la edad preescolar? Por eso hoy, cuando los bebés comienzan con alimentos sólidos ya no se agrega sal ni azúcar al plato. Comen todo natural, por salud.

Hay alimentos que contienen “sal oculta”, el pan, fiambres y carnes curadas, algunos quesos, comidas rápidas, sopas, snacks, pastas, todos los procesados y salsas varias.

¿Sabías que, si lees las etiquetas de los empaques sabrás qué contenido de sodio tienen?

Es más saludable condimentar con especias naturales y aromáticos como el limón, laurel, albahaca, orégano, jengibre, entre otros.