Vincent van Gogh

Miércoles 12 Diciembre , 2018

El 17 de diciembre de 1853, en Holanda nació y creció este reconocido artista plástico. Con sus estudios terminados Vincent tomó el camino de su tío y fue comerciante de Arte.

 ¿Sabías que, trabajó en Inglaterra y Francia? Fue exitoso, pero se cansó, abandonó París y regresó a Holanda.

Era muy inteligente, hablaba varios idiomas, estudió Teología y fue misionero en una comunidad minera. Vivió junto a los más necesitados y aquí comenzó su contacto con el Arte.

En Bruselas

Con 27 años van Gogh entró a la Academia de Bellas Artes de Bélgica. Al año siguiente empezó a pintar, pero sus tiempos en el Arte fueron poco exitosos.

Su estilo

Fue autodidacta, desde el comienzo prefirió el dibujo. Su primera gran obra la pintó en 1885, “Los comedores de patatas”. Eligió tonos sombríos y terrosos.

La luz y preferencia por colores vivos, -lo que lo definió después-, le brotó en el Sur de Francia. Ya en París, en 1886, trabajó con su hermano Theo, director de la Galería de Goupil. Allí aprendió nuevas técnicas y estilos artísticos.

¿Sabías que, van Gogh creó su estilo propio y forma de pintar? Eligió colores vivos, se perfeccionó en cómo transmitir la luz.

París con artistas

Estudió con Cormon, conoció a Pissarro y a Gauguin. Ellos influyeron en su obra, a partir de ahí dio más luz a su muy oscura paleta. Optó por pintar con brochadas cortas, como los impresionistas.

¿Sabías que, van Gogh era muy nervioso? Era difícil de tratar, a veces discutía toda una noche y pintaba todo un día. Esa vida terminó por dañar su salud.

Comunidad artística

Aspiraba fundar una colectividad de artistas en Arlés. Fueron buenos tiempos para él, pintó sus cuadros más famosos, pero enfermó de gravedad.

Vincent van Gogh tuvo una vida breve, solo vivió 37 años melancólicos y con tragedias familiares. Su triste historia capturó al público, por décadas.

Él se definía como “hombre pasional”, aunque algunos críticos decían que estaba equivocado. “Él era la representación más humana que la pasión tenía”, decían.

Pintó más de 500 cuadros en sus últimos años. Fue uno de los artistas postimpresionistas más populares.

“Loving Vincent”, 2017, da vida a los cuadros de Vincent Van Gogh, primera película “pintada al óleo” de la historia. El film homenajea el trabajo de este gran maestro de las artes plásticas. Ganó nueve premios del público en varios festivales, Vancouver y Shanghái y el premio a la mejor película de animación de los Premios del Cine Europeo. La encuentras en Netflix.